My Fucking Restaurant
El Raval

My Fucking Restaurant

Visitamos el restaurante My Fucking Restaurant situado en el barrio del Raval de Barcelona para conocer su propuesta de cocina fusión catalana e italiana contemporánea.

My Fucking Restaurant, fusión de gastronomía catalana e italiana contemporánea en Barcelona

  • Nivel Yummy: *****/*****
  • Precio: €€
  • Dirección: Carrer Nou de la Rambla, 35
  • Cómo llegar: Drassanes L3
  • Teléfono: 936 39 78 27
  • Web: www.myfuckingrestaurant.com

Entro en My Fucking Restaurant con ganas de conocer su carta y disfrutar de la cena en buena compañía. Hace tan solo dos meses que ha abierto pero el buen recuerdo que tengo de mi visita al desaparecido restaurante La Castanya me emociona como para estar nervioso al visitarlo. Los mismos dueños y responsables de cocina han apostado por una nueva propuesta gastronómica. Fusión italiana con española. Tapas de aquí con toques de allá y viceversa.

my fucking restaurant
My Fucking Restaurant, Carrer Nou de la Rambla, 35

Matteo y Nicola son los dos chefs encargados de la propuesta de My Fucking Restaurant. Dos italianos, uno del norte y otro del sur, que cogen las bases gastronómicas italianas y las fusionan con el paisaje gastronómico de Barcelona de manera contemporánea y creativa. Trabajan únicamente con productos de proximidad y 90% gluten free.

My Fucking Restaurant barcelona
Nicola Drago en el centro preparando platos en la cocina de My Fucking Restaurant

Al entrar dentro de My Fucking Restaurant veo una barra alargada donde hacen diferentes showcookings. Uno puede vermutear, tomar un cóctel o una cerveza con alguna que otra tapa sin complicaciones.

My Fucking Restaurant barcelona

El comedor principal tiene once mesas, cuadros en blanco y negro con imágenes del Raval en las paredes y una cuidada decoración que invita a relajarse y disfrutar en compañía de amigos, pareja o familia. Un interiorismo mucho más cuidado y elegante que la antiguo restaurante La Castanya.

My Fucking Restaurant barcelona

El rincón secreto del restaurante es la terraza con el huerto de germinados de girasol, habas, guisantes… junto con otras legumbres, hortalizas y verduras que permite a My Fucking Restaurant ofrecer sus propios germinados Metro 0, como yo les llamo.

My Fucking Restaurant barcelona

En la planta inferior se sitúa una sala privada con dos mesas grandes con capacidad para 20 personas y barra de showcookings para eventos privados o cenas de grupos. Una buena forma de reunirte con tus amigos y disfrutar de la mejor gastronomía catalano-italiana contemporánea.

My Fucking Restaurant

Carta y Platos de My Fucking Restaurant

Con una propuesta parecida en algunos platos a la desaparecida La Castanya, My Fucking Restaurant ofrece una carta y platos que cuando nosotros visitamos el restaurante estaba en proceso evolutivo.

Os dejamos la carta con los platos de My Fucking Restaurant:

Cena en My Fucking Restaurant

El maridaje de nuestra cena comenzó con un vino blanco Los Pedregales Bodega LuzDivina D.O. Bierzo elaborado con 100% uva de la variedad Godello cultivadas a 550 metros de altitud con vendimia manual.

My Fucking Restaurant

Ya sentados, y con la copa de vino en mi mano, ojeo la carta de My Fucking Restaurant. Para comenzar dos Ostras naturales de Utah Beach numero dos. Galardonada con varios premios internacionales. El mar en la boca con final cítrico.

My Fucking Restaurant barcelona

Continúo con dos Ostras Bloody Mary con su ramita de apio para acompañar cada una de las ostras. Toque refrescante, tomate, ligero toque alcohólico. Comienzo a entrar en calor y a tener ganas de que lleguen los platos.

My Fucking Restaurant barcelona

Llegaron dos Tostadas de Steak Tartar. Un Tartar muy especial que no lleva huevo ni nada que pueda asociarse a la cultura francesa, según me cuenta el cocinero. Una emulsión de aceite de mostaza en grano, soja y la base de picadillo tradicional del Steak Tartar: chalota, Chile, cebollino perejil, etc. Por encima se decora con una mayonesa casera y brotes del huerto situado en la terraza de My Fucking Restaurant. Una tostada más dulce que salada.

My Fucking Restaurant barcelona

My Fucking Restaurant barcelona

Continuamos con un Taquito de Caponata. Un Taco cuya torta está hecha de parmesano crujiente y que guarda en su interior una deliciosa Caponata. Un plato típico de Palermo y Sicilia que durante este verano en mi Ruta de Restaurantes por Palermo me encanto repetir una y otra vez. Está elaborada con salsa de tomate, un buen sofrito, apio, aceitunas verdes, alcaparras y, en el caso de My Fucking Restaurant, piñones. Por último un toque de ricotta casera, limón y brotes de nabo para ofrecerles un toque fresco. Increíble.

My Fucking Restaurant

My Fucking Restaurant barcelona

No podía creerme que estuviera comiéndome un delicioso taco que de Caponata, uno de mis platos favoritos. En My Fucking Restaurant le añaden queso ricotta y piñones, estos últimos toda una sorpresa como he comentado antes. La había probado con otros frutos secos como almendras y avellanas pero me quedo con la versión de My Fucking Restaurant de piñones.

My Fucking Restaurant barcelona

Continúa la aventura gastronómica con una Burrata con anchoas y cerezas. Una burrata con praliné de avellana casero, anchoas, cerezas y albahaca. La burrata se laquea con la salsa de puré de cereza y anchoas. 

My Fucking Restaurant barcelona

My Fucking Restaurant barcelona

El cocinero recomienda cortar la burrata y remover para mezclar todos los ingredientes. Una danza de sabores, el primero que noto es la avellana, luego el dulzor de la cereza, el salado de la burrata y notas de albahaca que van apareciendo a medida que mastico. Una fusión de sabores muy interesante.

My Fucking Restaurant

El segundo vino que maridó nuestra cena fue el Vino blanco Blau Cel 2016 D.O. Tarragona  elaborado por Bodega 9+, situada en el pequeño pueblecito de La Nou de Gaià, a partir de viñedos propios ecológicos de bajo rendimiento. La cosecha se hace manualmente en cajas pequeñas para que las uvas no aplasten las unas con las otras.

My Fucking Restaurant

Las bravas que soñaban ser patatas. Con salsa brava y alioli. ¡Cuidado! la salsa pica, como debe ser. Las falsas patatas no están rebozadas aunque lo parezcan en las imágenes sino que están hechas de…. Leer la última frase del artículo para descubrir que son en realidad estás falsas bravas, secreto. El alioli era muy suave, como a mí me gusta.

My Fucking Restaurant

My Fucking Restaurant

Onglet de vaca del Pirineo ahumada. Primero se cocina a baja temperatura durante horas y luego pasa a la parrilla para darle el sabor tostado y ahumado. Luego, en el mismo instante de servir el Onglet, se enciende una base de romero, tomillo, salvia, laurel, mostaza, hinojo salvaje para ahumar la carne y crear aromas que envuelven al plato justo antes de comerlo. Este mismo plato ya lo había podido probar en La Castanya y me encanta que lo hayan conservado en My Fucking Restaurant.

My Fucking Restaurant barcelona

My Fucking Restaurant

My Fucking Restaurant

Primer postre, Rocas de avellanas crunchy. Sabían a Ferrero Rocher. Tenía una textura crujiente que se deshacía en la boca. Les acompañaban unas Trufas de whisky y naranjas. Mezcla de sabores, textura blanda, polvo de cacao por fuera y sabor a whisky en toda la trufa con toque a naranja. 

My Fucking Restaurant barcelona

Continuamos con unas Delicias de chocolate. Chocolate burbujeado, mermelada de cítricos, galleta de cereales de abajo, frutos rojos y dulce. No está en carta.

My Fucking Restaurant barcelona

My Fucking Restaurant

Último postre, Cheese cake. Servido en un tarro de cristal a modo de yogurt tradicional relleno del pastel de queso con tapa para arriba. Hecho y servido al revés: galleta por encima, luego mermelada en medio y por último el queso. Toque salado y a frutos rojos ácidos

My Fucking Restaurant barcelona

Experiencia en My Fucking Restaurant Barcelona

El mejor restaurante que he visitado en Barcelona en meses. Una propuesta original, diferente e innovadora que ofrece algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Platos muy trabajados, elaborados. Cada ingrediente tiene su razón de ser. Mezcla de recetas italianas y españolas.

La terraza que abastece de germinados a My Fucking Restaurant bien merece especial mención. Cada plato que lo necesite tendrá su germinado adecuado para equilibrar el sabor o otorgarle un punto diferente al mismo. Recomiendo visitar el restaurante My Fucking Restaurant sin ninguna excusa aparente. Tan solo guarda en tu agenda una comida o cena y pásate a disfrutar de una de las mejores propuestas que he conocido en Barcelona en los últimos meses. Tratado cercano, agradable y correcto.

PD. Secreto: Falsas patatas bravas hechas con garbanzos al estilo de Panela siciliana, un entrante típico italiano. Este plato es un auténtico trampantojo.

Yummy Barcelona es un Blog de Gastronomía de Barcelona. En esta ocasión os hemos presentado una experiencia en My Fucking Restaurant en el Raval de Barcelona.

0 comments on “My Fucking Restaurant

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: