Bouillon Chartier
París

Le Bouillon Chartier París

Visitamos el restaurante Le Bouillon Chartier de París. Más de 120 años ofreciendo una propuesta gastronómica sabrosa a precios humildes ¡Super Yummy!

4.5/5 - (37 votos)

Restaurant Le Bouillon Chartier Grands Boulevards en París

  • Nivel Yummy:  **** / *****
  • Precio:  €
  • Dirección: 7 Rue du Faubourg Montmartre, 75009 Paris, Francia
  • Teléfono: +33 1 47 70 86 29
  • Cómo Llegar: En TGV de Renfe-SNCF luego Metro 8 y 9 Grands Boulevards
  • Servicio: En Restaurante

Durante mi último viaje a París, al que fui en tren con el TGV de Renfe-SNCF, fui a comer en un restaurante legendario de París, Le Bouillon Chartier. Es uno de los restaurantes más queridos por los parisinos, tanto por su comida, como por su ambiente. La iluminación, las lámparas y el entorno te trasladan a una película de época.

Bouillon Chartier
Le Bouillon Chartier, se entra por el pasillo abierto de la derecha.



Tanto el edificio como su decoración son de la Belle Époque, lo que le ha hecho ganar la distinción de Monumento Histórico. No aceptan reservas, no las necesitan con una clientela fiel que puede aguardar durante un rato esperando mesa. Lo mejor es llegar temprano.

Como dice el propio restaurante, no te conviertes en un mito por casualidad, como tampoco te conviertes en un mito viviendo de una reputación. Chartier tiene más de 120 años y le va bien, tanto en el corazón de los parisinos de toda la vida, como en la memoria de los turistas de todo el mundo que lo han visitado. Tal vez eso pueda explicar el éxito de restaurante o casa de comidas, como me gustaría llamarlo.

Le Bouillon Chartier
Entrada al restaurante Le Bouillon Chartier a través de un pasillo que va desde la calle a un patio interior con el acceso.

En 1896, Le Bouillon Chartier nació bajo una idea o concepto simple: ofrecer una comida digna a un precio modesto, respetar a la clientela para ganar su lealtad. Cincuenta millones de comidas y solo cuatro dueños después, la idea o el concepto persiste en el tiempo. Hay innumerables historias y anécdotas durante todos estos años, como cuando el pintor Germont les pintó un cuadro en 1929 para saldar su deuda.

Le Bouillon Chartier

Los camareros van uniformados con chalecos negros y delantales blancos. Bailan una coreografía incesante (no literalmente) portando los platos con elegancia. Forman parte de la tradición y de la magia de este restaurante. Las mesas pueden ser compartidas con desconocidos en algunas ocasiones de aforo completo, algo que ya he vivido en restaurantes de ramen japoneses, pero nunca en occidentales. Forma parte de la experiencia y de la diversión del restaurante.

Menú y Carta del restaurante Le Bouillon Chartier: Precios y Platos

Hoy en día, la carta del restaurante Le Bouillon Chartier ofrece un abanico de platos tradicionales franceses a precios inmejorables. Repito, comida tradicional, sin florituras: Puerros con vinagreta, mayonesa de huevo, sopa de verduras o caracoles como aperitivo; platos de carne, pescado bien cocido a fuego lento.

La carta es relativamente amplia, los sabores auténticos y cada plato cuesta alrededor de 10 €. Cuentan con proveedores de confianza, lo que les permite tener productos frescos y de calidad para preparar sus recetas (unas recetas prestadas de diferentes regiones de Francia). El menú cambia con regularidad, no todos los productos están disponibles todos los días, debido a la temporada de cada uno de ellos.

El restaurante Le Bouillon Chartier  ofrece un Menú Sugerido por 15,50€, que también va variando durante la semana. Este menú sugerido no deja de ser una recomendación de varios platos de su carta. No hay descuento en él.

Os dejamos algunos de sus platos:

  • Entrantes: Roseta de Lyon; Bloque de foie gras de pato; Morro de cerdo y su vinagreta; Langostinos rosados ​​con mayonesa; Ensalada de endivias con roquefort, etc.
  • Pescados: Lucio quenelle, coulis de mariscos; Besugo al horno, etc.
  • Platos: Ternera Salteada Marengo; Manitas de cerdo “Félicie” a la plancha, patatas fritas frescas; Salsa gribiche de cabeza de ternera; Andouillette a la plancha, salsa de mostaza, etc.
  • Verduras: Setas provenzales; Judías verdes frescas inglesas; Patatas fritas frescas; Patatas nuevas, Manzanas inglesas; Plato vegetariano, etc.
  • Quesos: Auvernia azul; Requesón de campo; Puente del Obispo; Rocamadour; Queso Camembert, etc.



Almuerzo en el restaurante Le Bouillon Chartier de París

Nos sentamos en nuestra mesa sin tener que compartirla. Para beber pedimos vino tinto de la casa, Château La Chapelle Saint Pierre, un vino de Côtes-du-Rhône-Villages por 2,70€ por persona (pero solo nos cobraron una). Lo sirvieron en una botella en la que cabían unas tres copas de vino. También agua del grifo que es gratuita en Francia.

Le Bouillon Chartier París

Nuestro almuerzo incluyó una generosa ración de pan, que no lo cobraron. Mi acompañante pidió para comer únicamente queso. Un plato con dos tipos diferentes por unos 5 euros. No tenía hambre, en cambio yo disfruté de su menú del día.

Le Bouillon Chartier París

Filete de arenque con patatas hervidas. Un plato sencillo, pero brutal en sabor. También llevaba cebolla y zanahoria y la salsa de la cocción del arenque y las verduras hervidas.

Le Bouillon Chartier París

Le Bouillon Chartier París

Ternera “bourguignon” acompañada de pasta en forma de tubitos. Este tipo de pasta es el que añadiría a la sopa, pero no como acompañamiento. Sin embargo, removiendo con la salsa de la ternera quedaba muy bien. Otro plato simple y eficiente. Su origen se centra en la región francesa de Borgoña. En dicho lugar se suele cocinar con vino de Borgoña y Buey, de ahí proviene su nombre “Bouef bourguignon”.

El uso del vino tinto se emplea para ablandar la carne, en una época en la que solía ser bastante dura. El primero en recopilar la receta fue el famoso gastrónomo Auguste Escoffier, toda una eminencia. Es una receta relativamente barata con ingredientes fáciles de conseguir. Los cocineros de cierto nivel emplean el bouquet garní en la receta, el famoso manojo de hierbas aromáticas y plantas atadas con cuerda.

Bouillon Chartier París

Bouillon Chartier París

De postre un Fromage blanc de campagne o queso blanco de campo. Este queso es un punto intermedio entre el mató, el requesón y el queso fresco. Acompañado de miel hubiera estado mucho mejor.

Le Bouillon Chartier Restaurant

A la hora de pagar, el camarero escribió la cuenta en el mantel y la calculó mentalmente. Ni calculadoras, ni nada. Con la cabeza, tal y como se hacía antiguamente. Nos dejó boquiabiertos (bueno, es una suma simple, pero nos pareció divertido).

Le Bouillon Chartier Restaurant



Experiencia en el mítico restaurant Le Bouillon Chartier Grands Boulevards

Le Bousillon Chartier me pareció super recomendable. No solo porque toda la comida nos pareció muy sabrosa. No deja de ser la típica “Casa de comidas” que podemos encontrar en España, pero con recetas francesas tradicionales. El precio es otro reclamo, pudimos comer en París por unos 15 euros con entrante, principal y postre. Sin duda es un restaurante que pese a tener más de 120 años, le queda mucho recorrido.

Le Bouillon Chartier

Recomiendo comer en él a cualquiera que vaya a visitar París. Tiene muchas cosas turísticas interesantes alrededor, por lo que si planeas alguna ruta puede encajarte perfectamente para almorzar. Intenta llegar pronto, como he comentado suele estar muy concurrido y es habitual ver colas. Nosotros no tuvimos problemas, no llegamos pronto, sino super tarde. Otra opción a valorar ¡Super Yummy!

0 comments on “Le Bouillon Chartier París

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: